La Asociación de Alzheimer (@alzassociation), publicó un libro con 101 historias, sobre personas que han luchado contra el Alzheimer y otras enfermedades mentales, y Joey ha escrito la suya.

En Marzo del 2012, Joey publicó en el blog de ALZ.org una breve historia de su experiencia junto a su madre y esta enfermedad con la que convive toda la familia McIntyre. Lee a continuación la traducción, y adquiere el libro –“Chicken Soup for the Soul – Living with Alzheimer’s & Other Dementias”– con la historia completa, desde shop.alz.org.

oOo

“Mi madre quizás no sabe quien soy”

Autor: Joey McIntyre
Traducción al español: @I_am_Blockhead
Fuente:blog.alz.org/joey-mcintyre (Marzo 27, 2012)

Mi madre quizás no sepa quien soy, pero hace un muy buen trabajo en hacerme sentir que lo sabe. Creo que ella sabe que hay una conexión. Ella lo mantiene muy simple cuando me habla. En parte creo que es porque sabe que no puede recordar bien, pero es lo suficientemente ingeniosa para saber que no quiere hacerlo más confuso de lo que ya es para ella.

Creo que ya ha pasado la parte más temerosa- darse cuenta que “ha perdido la mente”. Ella sabía que algo estaba pasando. Al principio pensé que era sólo mi mamá siendo dramática, pero mirando hacia algunos años atrás, su comportamiento era raro. Y pronto fue claro que ella se estaba yendo. Eso se vio mayormente en su temor y su no querer estar sola.

Recuerdo que en el otoño de 2008, dijo algo muy profundo y tristemente poético. Ella dijo: “la noche y yo no nos llevamos bien.” Me pareció que era un buena letra para una canción. Mi madre era tan ingeniosa; escribió un montón de poemas y parodias de canciones, sobre todo para compañeros de trabajo que dejaban su puesto para ir a otro empleo, o para sus compañeros de reparto al final del show en el que estaba, o para los jefes o compañeros de trabajo de mis hermanas. Ella podría preparar algo en una noche. Ella podía hacerlo todo. Por supuesto que tuvo y crió nueve hijos – eso lo dice todo.

No quiero seguir diciendo “era” porque ella todavía ES. Todavía tiene sus frases ingeniosas. Sigue siendo dulce y muy interesada en lo que estés diciendo.

Cuando la vi el pasado diciembre, en la feria de Navidad de mi hermana de Carol en el legendario Footlight Club, ella estaba tan metida en el show. Disfruté viendola a ella tanto como al espectáculo. Si no sabías que tenía Alzheimer, no te lo imaginabas. Ella estaba muy en el momento, feliz de ver a mi padre presentar a mi hermana, pero también lo criticaba diciendo para sí misma: “Él es horrible”. Ella miró cada canción, gustando de algunas y amando otras. Pero unos pocos minutos después, le pregunté si le había gustado el espectáculo, y respondió: “¿Qué espectáculo, querido?”. Eso resume dónde está ahora.

No soy un experto y estoy a 3,000 millas de distancia, pero ella está bien para alguien en su etapa de esta enfermedad. Mi madre era una fuerza y podía hacer tantas cosas Ahora es muy lenta. Pero a través de todo esto hay un dulzura amarga. He oído historias de mis hermanos acerca de lo dulce que es y las palabras sencillas de amor que les dice. Todavía hay una persona ahí. Y ella está viva y sigue elaborándolo.

Creo que aun sabe que tiene algún tipo de enfermedad, pero tiene momentos de paz. Esperemos que, con más fondos y el duro trabajo de todos los implicados, podamos encontrar una cura para que el Alzheimer no afecte las generaciones venideras. Esta enfermedad afecta a toda la familia. Mi madre es muy afortunada de tener el cuidado que tiene, pero muchos no lo son.

@JoeyMcIntyre